Aumentar tamaño de letra
Consejo de la Persona Joven Consejo de la Persona Joven Consejo de la Persona Joven

Inicia Curso de Habilidades Blandas en Pococí

grupo de jóvenes curso en Pococí

El Consejo de la Persona Joven, ejecuta en Pococí el curso  Competencias vinculadas con el empleo: Habilidades Blandas. Este curso se dirige a 25 jóvenes con discapacidad y es impartido por la Universidad Nacional.  Este curso se realizará del 18 de mayo al 22 de juliolos días  Lunes, miércoles y jueves de 8:30 am a 4:00 pm.

 

Jóvenes con discapacidad se gradúan en Habilidades Blandas

 Graduación

El  día  17 de abril del 2015, 25 jóvenes con discapacidad finalizaron con éxito el curso de Habilidades Blandas, impartido en el CENAREC, y organizado por la Maestría en Pedagogía de la Universidad Nacional (UNA) y el Consejo de la Persona Joven (CPJ).

Durante 10 semanas, recibieron capacitación para la adquisición de destrezas que les permitan un desempeñeo efectivo en el ámbito laboral.

Autoestima, trabajo en quipo, liderazgo, organigramas empresariales y cómo realizar entrevistas de trabajo fueron parte de las temáticas que se impartieron en este curso.

   

CPJ realizará Talleres de Información sobre la Política Pública de la Persona Joven 2014-2019.

La Ley General de la Persona Joven, N° 8261,  además de crear el Consejo de la Persona Joven (CPJ), le da la tarea de ser ente rector en políticas públicas de juventud, así como la tarea de formular la Política Pública de la Persona Joven.

La Política Pública de la Persona Joven es una propuesta intersectorial que a través de  la formulación de una serie de acciones estratégicas desarrolladas desde la esfera pública, orientadas al cumplimiento de metas y objetivos, buscan la satisfacción o mejoramiento de las condiciones de vida de las juventudes en Costa Rica. La búsqueda de brindar a las personas jóvenes en nuestro país mejores condiciones para su bienestar responde a su vez al compromiso del Estado por garantizar y proteger los derechos humanos de las personas jóvenes incluidos dentro de la Convención Iberoamericana de los Derechos de los Jóvenes, la cual fue ratificada por nuestro país bajo la Ley N° 8612.